una-nueva-temporada

Se acabaron las vacaciones y toca ponerse a la carga. Todos los inicios de temporada son duros, se empieza con mucha ilusión pero al segundo o tercer día de entrenamientos las agujetas y el cansancio aprietan, y de pronto añoras esos días en la playa tumbada en la hamaca y en los cuales solo hacías deporte a modo de diversión 100%.

La pretemporada es muy dura, pero es la que marca la diferencia en la época de competición. Son muchos meses en los que solo estás entrenando y es fundamental no relajarse y no dejarse llevar, porque es cuestión de días, no significa que después no haya sufrimiento ni mucho menos… El sufrimiento es parte del atletismo. Pero después de dos semanas, el cuerpo se vuelve a acostumbrar y las agujetas van desapareciendo poco a poco.

Es muy importante mantener la Ilusión. Yo tengo muchísima para este año. Tengo ganas de entrenar al máximo cada día y seguir el camino marcado que te lleva a la consecución de los objetivos. El año pasado me dejó una sensación agridulce y no hay nada que más desee que llegue ya la época de competición para poder quitarme la espinita.

Trabajemos duro para que salga una buena temporada. Mucho ánimo para todos y no nos olvidemos que las cosas se consiguen gracias al trabajo diario.